revista de cultura científica FACULTAD DE CIENCIAS, UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO
Busca ampliar la cultura científica de la población, difundir información y hacer de la ciencia
un instrumento para el análisis de la realidad, con diversos puntos de vista desde la ciencia.
  1 12  
  de la solapa  
     
Agua en las Américas
 
 
Biodiversidad y aguas epicontinentales en México    
         
HTML ↓ PDF ←Regresar al índice
         
         
Agua en las Américas
 
 
1. La in­ter­ven­ción de la so­cie­dad en los eco­sis­te­mas ha ge­ne­ra­do al­te­ra­cio­nes pro­fun­das que se ma­ni­fies­tan no só­lo en la com­po­si­ción y es­truc­tura de las co­mu­ni­da­des ani­ma­les y ve­ge­ta­les si­no tam­bién en los ci­clos hi­dro­ló­gi­cos. La pla­nea­ción del de­sa­rro­llo de­be in­cor­po­rar los ele­men­tos que ga­ran­ti­cen la sus­ten­ta­bi­li­dad de los ci­clos hi­dro­ló­gi­cos, ar­mo­ni­zan­do el com­po­nen­te am­bien­tal con las ne­ce­si­da­des y pre­sio­nes so­cia­les o eco­nó­mi­cas de cor­to pla­zo.
 
2. El agua cons­ti­tu­ye un bien pú­bli­co y es, co­mo nin­gún otro, el re­cur­so más in­dis­pen­sa­ble pa­ra la sa­tis­fac­ción de las ne­ce­si­da­des bá­si­cas de la po­bla­ción. Debe ser con­si­de­ra­do co­mo un re­cur­so es­tra­té­gi­co, cu­yo ma­ne­jo es asun­to de se­gu­ri­dad na­cio­nal. La re­gu­la­ción, con­trol y pla­nea­ción de es­te re­cur­so de­be de ser res­po­sa­bi­li­dad ex­clu­si­va del Es­ta­do, asu­mi­da a tra­vés del go­bier­no cen­tral.
 
3. La pla­nea­ción de los re­cur­sos hí­dri­cos por cuen­ca hi­dro­grá­fi­ca es una es­tra­te­gia ne­ce­sa­ria pa­ra im­pul­sar un ma­ne­jo sus­ten­ta­ble del agua.
 
4. La ges­tión del agua se en­fren­ta a múl­ti­ples ne­ce­si­da­des in­sa­tis­fe­chas y a la per­sis­ten­cia de re­za­gos en las co­ber­tu­ras de los ser­vi­cios bá­si­cos. Pa­ra cu­brir esas ne­ce­si­da­des se re­quie­re una in­ver­sión que re­ba­sa las po­si­bi­li­da­des de la ma­yor par­te de los go­bier­nos de la re­gión. Pa­ra no per­der la rec­to­ría, el Est­ado ne­ce­si­ta cons­truir un mar­co re­gu­la­to­rio ade­cua­do, que fo­men­te la par­ti­ci­pa­ción de la ini­cia­ti­va pri­va­da y que emu­le con­di­cio­nes de li­bre com­pe­ten­cia.
 
5. Es pre­vi­si­ble un cre­ci­mien­to en la de­man­da de agua a cor­to y me­dia­no pla­zo. Es ne­ce­sa­rio po­ner en prác­ti­ca una ver­da­de­ra ges­tión de la de­man­da. Por otra par­te, el en­foque cuan­ti­ta­ti­vo ha en­mas­ca­ra­do un pro­ble­ma de ca­li­dad en los ser­vi­cios exis­ten­tes, de cer­ti­fi­ca­ción de la ca­li­dad del agua po­ta­ble, de la ca­li­dad de los efluen­tes y de vi­gi­lan­cia de los ser­vi­cios.
 
6. Las li­mi­ta­cio­nes cuan­ti­ta­ti­vas o cua­li­ta­ti­vas de los re­cur­sos hí­dri­cos, así co­mo la con­fluen­cia de di­ver­sos usos, cons­ti­tu­yen fac­to­res que ge­ne­ran ten­sio­nes so­cia­les que con mu­cha fre­cuen­cia de­sem­bo­can en con­flic­tos. La ges­tión del agua de­be in­cluir una ges­tión de con­flic­tos. Los as­pec­tos cua­li­ta­tivos me­re­cen una aten­ción cre­cien­te en la ges­tión del agua.
 
7. Pa­ra for­ta­le­cer las po­lí­ti­cas pú­bli­cas re­la­cio­na­das con los re­cur­sos hí­dri­cos, pa­ra in­cre­men­tar su acep­ta­ción, su le­gi­ti­mi­dad y su efi­ca­cia, es ne­ce­sa­ria una de­ci­di­da par­ti­ci­pa­ción de la so­cie­dad. La ba­se pa­ra lo­grar una ma­yor y me­jor par­ti­ci­pa­ción so­cial ra­di­ca en la cons­truc­ción y pro­gre­si­va im­plan­ta­ción de una cul­tu­ra del agua.
 
Mu­chos de los pro­ble­mas aso­cia­dos al agua tras­cien­den las fron­te­ras na­cio­na­les. Pa­ra en­fren­tar­los se de­be­rá in­te­sificar la coo­pe­ra­ción en­tre los paí­ses y la pro­mo­ción de acuer­dos su­bre­gio­na­les equi­ta­ti­vos y jus­tos.
 
Fragmentos de las re­fle­xio­nes finales.
Me­mo­rias del fo­ro agua pa­ra las Amé­ri­cas en el si­glo XXI.
El Co­le­gio de Mé­xi­co, Co­mi­sión Na­cional del Agua, Mé­xi­co, 2003.
 
Biodiversidad y aguas epicontinentales en México
 
 
En oc­tu­bre de 1997, la Co­mi­sión Na­cio­nal pa­ra el Co­no­cimien­to y Uso de la Bio­di­ver­si­dad ini­ció el pro­gra­ma Re­gio­nes Prio­ri­ta­rias Ma­ri­nas y Lim­no­ló­gi­cas de Mé­xi­co con el ob­je­ti­vo de de­sa­rro­llar un mar­co de re­fe­ren­cia pa­ra con­tri­buir a la con­ser­va­ción y el ma­ne­jo sos­te­ni­do de los am­bien­tes oceá­ni­cos, cos­te­ros y de aguas epi­con­ti­nen­ta­les, el cual con­si­de­ró los si­tios de ma­yor bio­di­ver­si­dad y los de uso ac­tual o poten­cial.
 
Co­mo par­te de di­cho pro­gra­ma se rea­li­za­ron en 1998 dos ta­lle­res con la fi­na­li­dad de re­gio­na­li­zar los cuer­pos de agua epi­con­ti­nen­ta­les con­si­de­ra­dos los más im­por­tan­tes por su bio­di­ver­si­dad. Exis­te una preo­cu­pa­ción cre­cien­te so­bre el man­te­ni­mien­to de es­tos eco­sis­te­mas y los ries­gos que en­fren­tan mu­chas es­pe­cies con la pér­di­da de há­bi­tats (de­gra­da­ción, cam­bios en la ca­li­dad y frag­men­ta­ción), la so­breex­plo­ta­ción y la in­tro­duc­ción de es­pe­cies exó­ti­cas.
 
El ob­je­ti­vo de los ta­lle­res era ob­te­ner un diag­nós­ti­co de las prin­ci­pa­les sub­cuen­cas y sis­te­mas acuá­ti­cos del país, con­si­de­ran­do las ca­rac­te­rís­ti­cas de la bio­di­ver­si­dad y los pa­tro­nes so­cia­les y eco­nó­mi­cos de las áreas iden­ti­fi­ca­das, pa­ra es­ta­ble­cer un mar­co de re­fe­ren­cia que pueda ser con­si­de­ra­do por los di­fe­ren­tes sec­to­res pa­ra el de­sa­rro­llo de pla­nes de in­ves­ti­ga­ción, con­ser­va­ción, uso y ma­ne­jo. En par­ti­cu­lar se bus­có iden­ti­fi­car la ri­que­za bio­ló­gi­ca y el gra­do de co­no­ci­mien­to ge­ne­ral o de ca­ren­cia de in­for­ma­ción so­bre las prin­ci­pa­les cuen­cas o sub­cuen­cas del país; ana­li­zar la in­for­ma­ción bio­ló­gi­ca ba­jo los con­tex­tos so­cial y eco­nó­mi­co pa­ra iden­ti­fi­car los im­pac­tos ne­ga­ti­vos so­bre la bio­di­ver­si­dad co­mo con­se­cuen­cia del uso ac­tua­l y po­ten­cia­l y de los con­flic­tos in­ter­sec­to­ria­les por el uso del re­cur­so hí­dri­co; con es­ta in­for­ma­ción pro­po­ner una re­gio­na­li­za­ción en la cual se con­sen­suen las re­gio­nes prio­ri­ta­rias por su bio­di­ver­si­dad, ya sean cuen­cas, sub­cuen­cas o cuer­pos de agua.
 
Se iden­ti­fi­ca­ron 110 re­gio­nes hi­dro­ló­gi­cas prio­ri­ta­rias por su bio­di­ver­si­dad de las cua­les 82 co­rres­pon­den a áreas de uso y 75 son de al­ta ri­que­za bio­ló­gi­ca; den­tro de es­tas dos ca­te­go­rías, 75 pre­sen­tan al­gún ti­po de ame­na­za. Se iden­ti­fi­ca­ron tam­bién 29 áreas im­por­tan­tes pe­ro que ca­re­cen de in­for­ma­ción cien­tí­fi­ca su­fi­cien­te so­bre su bio­di­ver­si­dad.
 
En esta pu­bli­ca­ción se ha­ce una sín­te­sis de la si­tua­ción ac­tual de los re­cur­sos hí­dri­cos aso­cia­dos a su di­ver­si­dad bio­ló­gi­ca; se abo­r­dan asi­mis­mo su pro­ble­má­ti­ca y es­fuer­zos de con­ser­va­ción y ma­ne­jo, así co­mo el gra­do de co­no­ci­mien­to cien­tí­fi­co dis­po­ni­ble.
 
 
Fragmentos del libro.
Aguas con­ti­nen­ta­les y di­ver­si­dad bio­ló­gi­ca de Mé­xi­co
Lau­ra Arria­ga Ca­bre­ra, Ve­ró­ni­ca Agui­lar Sie­rra,
Ja­vier Al­co­cer Du­rand (coordinadoras).
conabio, Mé­xi­co, 2000.
 _______________________________________________________________

como citar este artículo

Fragmentos de las reflexiones finales. (2003). Aguas en las Américas. Ciencias 72, octubre-diciembre, 78. [En línea]
 

Fragmentos del libro. (2003). Biodiversidad de las aguas continentales en México. Ciencias 72, octubre-diciembre, 79. [En línea]

Você está aqui: Inicio Búsqueda Titulo revistas revista ciencias 72 Agua en las Américas