revista de cultura científica FACULTAD DE CIENCIAS, UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO
Busca ampliar la cultura científica de la población, difundir información y hacer de la ciencia
un instrumento para el análisis de la realidad, con diversos puntos de vista desde la ciencia.
  1 12  
  de la solapa  
     
El siglo ETC
 
 
Pat Roy Mooney
conoce más del autor
   
         
HTML ↓ PDF ←Regresar al índice
         
         
Las organizaciones de la sociedad civil deberíamos haber empezado a trabajar
en 1980, o incluso antes, para lograr darle forma al debate y haber reunido los
recursos necesarios para enfrentar a la industria y sus aliados en la comunidad
de investigación. El presente trabajo, altamente exploratorio, tiene el propósito
de intentar que no lleguemos demasiado tarde a enfrentar el nuevo conjunto de
tecnologías que hoy se perfila en el horizonte.
 
 
Además, en conversaciones entre la Fundación Dag Hammarkjöld y rafi llegamos a
la conclusión de que el fuerte énfasis que ponen las organizaciones de la sociedad
civil en los problemas de la biodiversidad y la biotecnología ha implicado, sin
quererlo, que las nuevas tecnologías emergentes pasen desapercibidas. Un
enfoque más amplio debería poner en la mira, como mínimo, la Erosión (cultural
y ambiental), la Tecnología (en su papel transformador de las sociedades) y la
Concentración (del poder empresarial y el dominio de clase), en suma: etc.
 
La Erosión incluye no sólo la erosión genética y la erosión de especies, suelos
y la atmósfera, sino también la erosión del conocimiento y la erosión global
de las relaciones equitativas. Estamos perdiendo tanto nuestros recursos
biológicos como nuestro conocimiento ecoespecífico de esos recursos. La
destrucción ecológica hace aumentar la importancia comercial de las cada vez
más ecasas “materias primas” genéticas. Paradójicamente, eso ocurre justamente
cuando las nuevas tecnologías tienen mayor necesidad de (y capacidad para
utilizar) los biomateriales en peligro.
 
 
Tecnología, en este texto, significa la Caja de Pandora de nuevas tecnologías
como la biotecnología, la nanotecnología, la informática y las neurociencias
(ciertamente la tecnología admite una definición mucho más amplia de la que
asume este documento; hay tecnologías sociales y culturales que también deben
ser consideradas, pero eso requiere una discusión mucho más extensa). Si bien
algunas de esas tecnologías se apoyan mucho en materiales biológicos, también se
prestan a una variedad cada vez más amplia de mecanismos monopólicos, nuevos
y viejos. La nanotecnología, en particular, presenta ante los que están en el poder
una visión distorsionada de la relevancia que tienen los biomateriales, mediante el
supuesto de que las necesidades del mundo pueden ser resueltas por medio de una
oferta infinita de moléculas manufacturadas.
 
 
La Concentración se refiere a la reorganización del poder económico en manos de
los oligopolios globales de la alta tecnología. La interrelación
 
de los recursos biológicos en peligro de desaparición, las nuevas tecnologías
 
controladoras de la vida y el surgimiento de tecnocracias privatizadas podría ser
lo que impulse los cambios tecnológicos y políticos del mañana. La combinación
etc podría conducir a un mundo de “Ciberrepollo y Nanorreyes”, un mundo similar
—como describió O. Henry a Centroamérica en los albores del siglo xx— a una
república bananera. Si estuviera con nosotros ahora, en la frontera del milenio,
O. Henry bien podría bautizar el nuevo orden mundial en surgimiento como “La
República del Binano”.
 
 
En 1988, Jeremy Rifkin escribió The Biotech Century, argumentando en forma
convincente que el siglo XXI estará dominado por ese poderoso conjunto
de herramientas genéticas conocido como “biotecnología”. Es verdad que
la humanidad nunca ha visto una ciencia más poderosa que ésta, capaz de
reestructurar la vida. Sin embargo nuestra miope concentración en las terapias
de genes, la clonación de mamíferos, las plantas genéticamente modificadas y
los “alimentos Frankenstein” nos ha impedido ver las implicaciones de otros
instrumentos científicos inminentes. Es importante recordar las lecciones de la
historia mientras nos esforzamos por descernir nuestro futuro dedididamente “no
común”. Posiblemente la lección más importante es que una y otra vez hemos sido
capaces de anticipar correctamente el futuro.
 
 
Fragmento de la introducción.
El siglo etc. Erosión, Transformación Tecnológica y Concentración Corporativa en
el Siglo 21
 
Corporativa en el Siglo 21, Pat Roy Mooney, Editorial Nordan Comunidad,
Montevideo, 2002.
_______________________________________________________________

como citar este artículo

Mooney, Pat Roy. (2004). El siglo ETC. Ciencias 73, enero-marzo, 78-79. [En línea]

Você está aqui: Inicio Búsqueda Titulo revistas revista ciencias 73 El siglo ETC