revista de cultura científica FACULTAD DE CIENCIAS, UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO
Busca ampliar la cultura científica de la población, difundir información y hacer de la ciencia
un instrumento para el análisis de la realidad, con diversos puntos de vista desde la ciencia.
del herbario    
 
  menu2
PDF    →
            R200B03 

Plantas en la medicina alopática

Jaime Jiménez
   
   
     
                     

El uso de plantas en la medicina alopática moderna es más frecuente de lo que comúnmente se cree, pues el hecho de transformar los compuestos vegetales o de simplemente extraer los principios activos útiles y después envasarlos y patentarlos con nombres farmacéuticos, oculta totalmente su origen. Para constatar lo dicho ejemplificamos algunos usos de plantas mencionadas en la farmacopea comercial autorizada en México. Debe considerarse que los usos señalados no parten totalmente de las plantas, ni del contenido de las mismas en el estado en que las conocemos; en síntesis, no debe usarse esta información como recetas de automedicación pues podría peligrar su salud.

1. La piña común (Ananas comosus) sirve como antiinflamatorio.

2. Las dioscoreas sirven para la formación de hormonas humanas y de animales.

3. Vinca minor (una planta vista frecuentemente en muchos jardines) como oxigenador cerebral.

4. Valeriana sp. (especie silvestre de bosques templados) como neurosedante hipnótico en niños y ancianos.

5. Ginkgo biloba como vasodilatador periférico y cerebral. Es interesante señalar que esta planta tiene origen asiático (se encontró en jardines de los emperadores orientales), aunque el registro fósil señala una distribución norteamericana y europea en épocas geológicas pasadas, tan remotas que se le considera un “fósil viviente” (pancrónico) por lo que ha recibido atenciones especiales en algunos jardines de la ciudad de México.

6. La quinina (planta sudamericana) se usa como antimalárico muy importante en zonas tropicales.

7. Drosera rotundifolia, Pinguicola vulgaris (plantas insectívoras) y Thymus serphyllum para la tos de los fumadores, tosferina, bronquitis y tos espasmódica.

8. Arándano (Vaccinum myrtillus) como antivaricoso y antihemorroidal.

9. Sabal serrulata, Urtica dioica (ortiga) y Populus tremula (álamo temblón), para la incontinencia urinaria y algunos problemas de la próstata en la vejez.

10. Plantago sp. (especie común en muchas banquetas de la ciudad de México) como laxante mecánico y antiflatulento.

11. Pygeum africanum (de origen obvio) en trastornos miccionales propios de adenoma prostático.

12. Cáscara sagrada y riubarbo para efectuar drenaje biliar.

13. Castaño de las Indias en várices y hemorroides.

14. Belladona como regulador del sistema neurovegetativo.

Valgan estos ejemplos para que apreciemos a las plantas de las banquetas, jardines, bosques y selvas, y las diferenciemos de las hierbas latosas, leña y adornos.

  articulos
       
       
       
_____________________________________________________________
     
Jaime Jiménez                                                                                                               Herbario, Facultad de Ciencias, UNAM.
como citar este artículo    →
 [En línea]
     

 

 

de venta en copy
Número 134
número más reciente
 
134I


   
eventos Feriamineriaweb
  Presentación del número
doble 131-132 en la FIL
Minería

 


novedades2 LogoPlazaPrometeo
Ya puedes comprar los 
ejemplares más
recientes con tarjeta
en la Tienda en línea.
   

  Protada Antologia3
 
Você está aqui: Inicio revistas revista ciencias 20 Plantas en la medicina alopática