revista de cultura científica FACULTAD DE CIENCIAS, UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO
Busca ampliar la cultura científica de la población, difundir información y hacer de la ciencia
un instrumento para el análisis de la realidad, con diversos puntos de vista desde la ciencia.
R29Articulo06   menu2
índice 29 
siguiente
anterior
PDF
   
   
Alfredo Núñez Palacios y Montserrat Gispert      
               
               
Introducción
 
Los conocimientos que sobre la naturaleza poseían
los habitantes del México antiguo, conforman un campo vasto que ha proporcionado abundante material de estudio para profesionistas de distintas áreas. En el caso particular de la cultura vegetal, en un número anterior de esta revista, Gispert y colaboradores muestran la punta del iceberg de ese fascinante mundo.
 
Si bien la documentación de primera mano es escasa, debido, esencialmente, a que la “gente de razón” destruyó las bibliotecas junto con otras fuentes de información durante la conquista, a partir del material disponible se ha podido establecer el gran aprecio que en ese entonces se tenía por las plantas y que fue el motivo por el cual se construyeron enormes y complejos jardines botánicos, maravilla de propios y extraños. Para hacer esto posible, es claro que contaban, entre otras cosas, con un profundo conocimiento de las plantas en sí y de las condiciones ecológicas que las rodeaban.
 
Otro aspecto que nos muestra el aprecio que la cultura indígena sentía por el mundo vegetal, lo encontramos en las agrupaciones que hacían para llegar a obtener clasificaciones botánicas. Un ejemplo de ello nos lo proporciona el maestro Rafael Martín del Campo, estudioso de distintas etnias de nuestro país y de sus culturas, quien, en relación a la nomenclatura nahua, encontró que de la morfología vegetal distinguían las distintas partes y estructuras de las plantas, e incluso identificaban variaciones de ellas.
 
En el mismo sentido, Francisco del Paso y Troncoso, quien hacia fines del siglo pasado realizó el trabajo La botánica entre los nahuas, como parte de su investigación sobre la historia de la medicina en México, asegura que en virtud de contar con una verdadera nomenclatura, ésta podía aplicarse a la taxonomía científica.
 
Fue tal la sabiduría sobre la flora que manejaban los antiguos grupos étnicos de estas latitudes, que se envió expresamente al protomédico de la corona, Francisco Hernández, para recopilar e investigar los usos de las plantas. Basado en este trabajo, Del Paso y Troncoso analiza las denominaciones botánicas y distingue agrupaciones, partiendo de los rasgos morfológicos, del uso, de la talla… Un ejemplo de su trabajo se muestra a continuación.
 
Las partes de las plantas
 
Sobre los aspectos morfológicos (tabla 1), distinguían para la raíz el vocablo nelhuáyotl, aunque para una planta de tallo tendido y rastrero podía usarse el radical tlal, de tlalli, tierra. Tipos particulares lo constituyen la xicama (cuando eran globosas) y el camote, para las tuberosas.
 

Tabla 1. Nomenclatura relativa a morfología vegetal

RAÍZ: tlanéhuatl o nelhuáyotl.Algunos tipos particulares: xicama o xicámatl, camohtli.
TALLO (de hierba): quíotl o quíyotl.Algunos tipos particulares: mequíyotl o metl.
TRONCO (de árbol): cuauhtzóntetl, tetepuntli; cuauhtetepintontli.El sufijo -tontli le da el significado de tronquillo.
HOJA: atlapalli o ízhuatl.Algunos tipos particulares:Xiuhatlaplli o xiuhízhuatl (de hierba).Cuauhatlapalli o cuauhízhuatl (de árbol).Tzacaatlapalli (de grama, césped o zacate).
FLOR: xóchitl.
PÉTALO: xocízhuatl (literalmente hoja de la flor).
FRUTO: xochicualli (literalmente, lo bueno de la flor, de cualli, cosa buena) o páhuatl (hoy ciertos aguacates).Algunos tipos particulares:Xócotl, fruto ácido (texócotl, con piedras, xalxócotl, con arena; atoyaxocotl, de los ríos).Tzápotl, fruto de pulpa suave.Nóchtli, fruto de cacto (iztacnochtli, tuna blanca; coznochtli, amarilla; xoconochtli, ácida; tzaponochtli, azapotada).Tómatl, fruto globoso y suculento de Solanaceas.Chilli, fruto picante de Solanaceas (chipoctli, ahumado; chilhuacqui, seco; chiltecpin, pulga).
SEMILLA: xinachtli.
ESPINA: uitzli (espina diminuta, áhuatl).
FUENTE: Del Paso y Troncoso, 1883 en Maynés, 1988.
 
De estas dos raíces, dice Hernández:
 
“A la hierba que los haitianos llaman batata, la llaman los mexicanos camotli por la forma de la raíz que es la parte principal y más útil…”
 
“Es la llamada xicama una planta voluble de raíz gruesa que tiende casi siempre a la forma redonda, blanca, agradable como alimento y de temperamento muy refrescante…”
 
En el caso del tallo, si correspondía a uno leñoso se le denominaba cuahuitl, mientras que para el de las herbáceas como el maguey, se prefería metl.
 
“Echa el metl, raíz gruesa, corta y fibrosa, hojas como de aloe pero mucho mayores y más gruesas, pues tienen a veces la longitud de un árbol mediano, con espinas a uno y otro lado y terminadas en una punta dura y aguda” (Ibid).
 
Del quaquauhtzontic, o tronco partido dice que:
 
“El quaquauhtzontic, que los hoitzocenses llaman iztacpatli o sea medicina blanca, otros quaquauhton, o sea tronco pequeño, otros coatzontecómatl por la forma redonda de la raíz, y otros finalmente huehuelicaton”,… con tallos partidos, muy cortos”… de cerca de un codo y cilíndricos…”
 
Para la hoja existían cuatro nombres: maitl, atlapalli, amatlapalli e izhuatl. Combinaciones con xihuitl, hierba, o cuahuitl, árbol, proporcionaban descripciones más finas, al igual que tzacaatlapalli, para los pastos.
 
De éstos, un ejemplo lo constituye el “zacatepatli que otros llaman tetlatía o medicina quemante, tiene …hojas como de cebada o de grama, flores amarillas contenidas en cálices, y semilla menuda y redonda… Nace en lugares fríos, como Huexotzinco y Xalatlauco” (Ibid).

Más común para nosotros es la palabra xochitl con la que designaban a la flor. Dos ejemplos proporcionados por Hernández (op. cit.) son: el “cempoalxochitl o flores de veinte hojas… (florales) siendo propiamente llamada cempoalxochitl por la numerosa y admirable agrupación de las mismas,…”, y el “coatzontecoxochitl” que “Tiene …flores parecidas a cabezas de serpientes, de donde le viene el nombre, y de color rojo pero manchado de puntos blancos y amarillos entremezclados, y tallos delgados y verdes, cortos y lisos…”
 
De la cosa buena de las flores, frutos o xochicualli, la variedad existente tiene su equivalencia en el mexicano. Por un lado encontramos los xocotl como la guayaba (xalxocotl), los tzapotl o zapotes, como el tliltzapotl o zapote negro, que “es un árbol alto con hojas como de cidro y fruto de la forma y tamaño de un membrillo mediano, verde al principio por fuera, después pardo y por último negro, y por dentro negro siempre, de donde le viene el nombre, blando y …ya maduro de sabor agradable para algunos…”
 
De los nochtli, Hernández (op. cit.) dice: “…Hay en la provincia mexicana, que yo sepa, siete especies de tunas: la primera, llamada iztacnochtli porque su fruto es blanco… La segunda que llaman coznochtli porque da fruto amarillo… el tlatonochtli o fruta blanca tirando a bermejo… El cuarto género llamado tlalpanochtli, es decir escarlata… El quinto llamado traponochtli por su semejanza con el fruto que los mexicanos llaman tzápotl… El zacanochtli o sea tuna herbácea o silvestre… Hay también el xoconochtli… de hojas y frutos ácidos”.

Otro grupo importante es el de los “…llamados tomatl por que son redondos, están encerrados en una membrana, son de naturaleza seca y fría en primer grado, y participan de alguna acidez. Los más grandes de ellos se llaman xitomame, es decir, tamame con forma de calabaza y rugosos; los más chicos miltomame, es decir, de siembra, porque se acostumbra sembrarlos al mismo tiempo que el tlaolli o grano indio…”
 
Finalmente, y de gran significancia, “el chilli …es la planta que produce las vainas… y se usa diariamente para excitar el apetito y condimentar las comidas, de suerte que no se encuentra una mesa sin chilli, y son por tanto muy conocidas por diaria experiencia sus propiedades… las especies en particular… quauhchilli es decir, chile de árbol, …chiltecpin del nombre de los mozquitos a los que parece imitar en la pequeñez y en el color …Pero hay tres variedades de este género, …la segunda …tira al color obscuro… tlilchilli o sea chile negro; la tercera la menor de todas… El tercer género, llamado tonalchilli del nombre del sol, pues suele sembrarse en lugares regados cuando ya cesaron las lluvias… El cuarto género, llamado chilcoztli por el color azafranado con que tiñe los condimentos que con él se preparan… El quinto género llamado tzinquauhyo porque es del monte… El sexto …texochilli o de mesa por su blandura…” (Ibid).
 
Otros componentes y ornamentos como los pétalos, las semillas y las espinas, también eran reconocidos. En referencia a las últimas mencionadas o uitztli, el protomédico escribió: “Encontré también entre los tepoztlanenses otras dos especies de ortiga, llamados la primera tlaltzitzicaztli, es decir, ortiga chica, y que es un género voluble con hojas de brionía ásperas y espinosas, de donde toma el nombre, y flores amarillas”.
 
Otras formas de agrupación
 
La nomenclatura podía originarse de la descripción de rasgos morfológicos (tabla 2), propios (como en el ya mencionado cempoalxochitl), del parecido anatómico con partes humanas (el macpalxochitl), o animales (coatzontecontaxochitl), o de su interacción con otras plantas (cacahuanantzin).      
 
Tabla 2. Nomenclatura descriptiva de rasgos morfológicos
Macpalxochicuáhuitl. Árbol con flores como palma de la mano (Chirantodendron pentadactylon).
Coatzontecomaxóchitl. Flor que semeja una cabeza de serpiente (Stanhopea tigrana).
Cacahuanantzin. Madrecita del cacao, por la sombra a este cultivo (Gliricidia sepium).
 
FUENTE: Del Paso y Troncoso, 1883, en Maynés, 1988.
 
De igual manera, podían agruparse en torno a su modo de empleo (tabla 3), donde son de resaltar las hierbas comestibles, quilitl, como el hoauhquilitl de la familia Amaranthaceae, y los pahtli o hierbas medicinales como el mecapatli, cuya “…naturaleza de esta planta es fría y seca, aunque tiene mezcladas partes cálidas y sutiles en virtud de las cuales produce sudores, aumenta el calor del estómago, limpia los riñones y el conducto de la orina, y provoca la micción. Nace muy bien en Tzompanco…”          
 
Tabla 3. Nomenclatura que implica utilización
 
Quílitl para las especies comestibles:Papaloquílitl: quelite de mariposa.
Ayoxoquílitl: flor comestible como quelite.
Atezcaquílitl: quelite de la laguna (berro).Pahtli para las especies medicinales:Apitzalpahtli: medicina contra diarrea.
Tzompilihuilizpahtli: contra catarro.
Ocuilpahtli: medicina vermífuga.
Mecapahtli: bejuco medicinal.
Chichimecapahtli: de los chichimecas.
 
FUENTE: Del Paso y Troncoso, 1883, en Maynés, 1988.
 
En otros nombres, existe una terminación constante, invariable, que correspondería al género y una raíz inicial, variable para cada nombre, que equivaldría a la denominación específica, razón por la cual Del Paso y Troncoso (Maynéz, 1988) identifica una relación filogenética (tabla 4).      
 
Tabla 4. Reconocimiento de parentesco filogenético
 
Miltómatl o tomate cultivado (hoy miltomate).
Coztómatl o tomate amarillo.
Xictómatl o tomate con ombligo, jitomate.
Xaltómatl o tomate con arena (por sus diminutas semillas).
Tezontzápotl o zapote con cráneo mamey.
Tzápotl o zapote negro (de piel negra), tilapo o coma.
Coztictzápotl o amarillo, zapote borracho.
Tzicotzápotl que produce tzicli, chicle.
 
FUENTE: Del Paso y Troncoso, 1883, en Maynés, 1988.
  
Finalmente, las plantas también eran agrupadas por su tamaño y consistencia (tabla 5), lográndose identificar los xihuitl (“jehuites” en la actualidad) o hierbas, los cuahuitl-árbol y los mécatl-bejuco. Por ejemplo, el colotemecatl que “Echa raíz semejante a un rábano, de donde nacen tallos leonados y volubles con hojas aserradas y angulosas… y flores blancas y oblongas… Nace en Quauhquechulla, en lugares montuosos y ásperos.”  

 

Tabla 5. Clasificación de los vegetales de acuerdo a su talla
 
Xíhuitl: hierba.
Cuáhuitl: árbol.
Cuauhtzin: arbusto.
Mécatl: bejuco.
 
FUENTE: Del Paso y Troncoso, 1883, en Maynés, 1988.
     
Sirvan los ejemplos presentados para abrir boca y recordar que “también en San Juan hace aire”.
 
 articulos
Referencias Bibliográficas
 
Gispert, M., A. Gómez y A. Núñez, “La Etnobotánica, ¿una papa caliente?”, Ciencias, revista de difusión, No. 13, 1988.
Hernández, Francisco, Historia Natural de Nueva España, Universidad Nacional Autónoma de México, México, D. F., 1959.
Martin del Campo, Rafael, “La Botánica entre los nahua”, en: Memorias del Simposio de Etnobotánica, INAH, México, D. F., 1982.
Maynés, P., La botánica entre los nahuas y otros estudios. Francisco del Paso y Troncoso, SEP-Cien de México, México, D. F., 1988.
     
____________________________________________________________
     
Alfredo Núñez Palacios y Montserrat Gispert
Facultad de Ciencias,
Universidad Nacional Autónoma de México.
     
_____________________________________________________________      
 
cómo citar este artículo
 
Núñez Palacios, Alfredo y Gispert, Montserrat. 1993. La botánica mesoamericana. Ciencias, núm. 29, enero-marzo, pp. 42-46. [En línea].
     

 

 

de venta en copy
Número 134
número más reciente
 
134I


   
eventos Feriamineriaweb
  Presentación del número
doble 131-132 en la FIL
Minería

 


novedades2 LogoPlazaPrometeo
Ya puedes comprar los 
ejemplares más
recientes con tarjeta
en la Tienda en línea.
   

  Protada Antologia3
 
Está aquí: Inicio revistas revista ciencias 29 La botánica mesoamericana
Universidad Nacional Autónoma de México
Facultad de Ciencias
Departamento de Física, cubículos 320 y 321.
Ciudad Universitaria. México, D.F., C.P. 04510.
Télefono y Fax: +52 (01 55) 56 22 4935, 56 22 5316


Trabajo realizado con el apoyo de:
Programa UNAM-DGAPA-PAPIME número PE103509 y
UNAM-DGAPA-PAPIME número PE106212
 ISSN:0187-6376

Indice-RM

Responsable del sitio
Laura González Guerrero
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
 

Asesor técnico:
e-marketingservices.com
facebooktwitteryoutube

cclCreative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons
Attribution-Noncommercial-Share Alike 3.0 United States License