revista de cultura científica FACULTAD DE CIENCIAS, UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO
Busca ampliar la cultura científica de la población, difundir información y hacer de la ciencia
un instrumento para el análisis de la realidad, con diversos puntos de vista desde la ciencia.
del herbario        
 
  menu2
PDF    →
            R180B02 

Y el Herbario Nacional ¿qué?

Patricia Dávila A.
Patricia Magaña R.
Fotos: Oswaldo Téllez V.
   
   
     
                     

El Herbario Nacional (MEXU) depositado en el Instituto de Biología de la UNAM tiene más de cien años de historia. Fundado aproximadamente en 1881 en el Instituto Médico Nacional, la colección de plantas pasó a diversas dependencias entre las que destacan la Casa del Lago de Chapultepec, hasta ser depositado en el Departamento de Botánica del Instituto de Biología. Para 1929, en que se fundó esta última institución, contaba ya con aproximadamente 30000 ejemplares.   

Actualmente, el Herbario Nacional de México representa la colección de plantas mexicanas más grande del mundo. Se estima su acervo en más de 500000 ejemplares (tabla 1). Más aún, por su acelerado crecimiento y por el nivel académico de sus proyectos es uno de los cinco herbarios más activos del mundo. Aunque las cifras de la tabla 1 pudieran impresionar, debe recordarse que la flora de México no está conocida en su totalidad; de hecho, se requieren muchos años de investigación todavía para intentar hacer un catálogo preliminar de las especies, ya que México es uno de los países con una de las cubiertas vegetales más variadas del planeta.      

 

Tabla 1. Colecciones actuales 
Plantas vasculares  472000 ejemplares
Briófitas  25300 ejemplares
Hongos  20000 ejemplares
Algas  3400 ejemplares
Colecciones anexas
Frutos y semillas
  6000 ejemplares
Palinoteca

 5000 preparaciones

2100 tablillas

Xiloteca  2000 laminillas
Total  535800 ejemplares

Durante los primeros cincuenta años de existencia del Herbario Nacional, el impulso a la recolección y herborización del material provenía, tanto del interés de instituciones públicas por llevar a cabo exploraciones científicas en el país, como del entusiasmo de diversos colectores, pero al quedar depositado formalmente en la Universidad Nacional su desarrollo ha estado ligado básicamente a la investigación, y consecuentemente ha dependido de los presupuestos estatales otorgados en este rubro. Sin embargo, algunas dependencias gubernamentales, así como instituciones extranjeras, habían apoyado el mantenimiento de las colecciones.              

De 1980 a 1988 CONACyT subsidió fuertemente los proyectos de investigación, mantenimiento del acervo y procesamiento de ejemplares, pero para 1989 suprimió totalmente el apoyo, de manera que estos dos últimos años, el Herbario se ha mantenido y funcionado con base en el presupuesto universitario.         

Como ya se mencionó, de lo que se trata es de conocer la flora de nuestro país, de manera que la actividad alrededor de un herbario, sobre todo si es nacional, es muy fuerte. Algunas de las labores que sustentan las diversas líneas de investigación son: préstamos, intercambios, nuevas recolectas, incorporación de material (propio y de donaciones y obsequios), lo que requiere de etiquetado, montaje, determinación e intercalado (tabla 2). 

 

Tabla 2. Ritmo de crecimiento 
Ejemplares incorporados mensualmente      3000
Ejemplares incorporados anualmente  30000
Intercambio anual  20000
Ejemplares prestados anualmente    4200
Ejemplares recibidos en préstamo anualmente    2100
Ejemplares incorporados por recolecciones, donaciones y obsequios anualmente   75000

En este momento, y debido a la baja presupuestal no está siendo posible un procesamiento adecuado del material. Hay una fuerte carencia de espacio físico, ya que el área en que está depositada la colección es de apenas 650m2 y se estima que para fines de 1990 ya no se podrá incorporar un solo ejemplar. Además, se requieren 25 nuevas gavetas, así como 37m2 anualmente, incremento que no puede sostenerse en el actual edificio.         

En cuanto a los gastos (tabla 3) la cantidad mínima anual que se estima es de 171 millones de pesos, sin contar con servicios y salarios.

En este momento es importante decir que las líneas de investigación que sustentan el dinamismo del Herbario Nacional respaldan con mucho los requerimientos que plantea la actual situación. En términos generales estos proyectos son:

• Trabajos florísticos, donde se incluyen listados florísticos, floras o flórulas.
• Estudios fitogeográficos.
• Trabajos sinecológicos.
• Revisiones taxonómicas de algunos géneros selectos.
• Trabajos sobre anatomía de maderas.
• Trabajos de índole histórica, especialmente sobre algunas colecciones de gran valía.       

El desarrollo de estos trabajos, requiere no sólo del mantenimiento de la colección, sino de una nueva infraestructura que permita la realización de inventarios. Así, es preciso que se intensifiquen la realización de estudios monográficos de grupos naturales, así como los análisis de distribución geográfica y de variación de caracteres morfológicos. Además de estudios sobre diferenciación de poblaciones desde una perspectiva biosistemática. El desarrollo de estas líneas exige de una infraestructura, de la cual se carece actualmente, es decir de laboratorios de palinología, quimiotaxonomía y otros, así como de invernaderos.

Dada la falta de espacio y con el ritmo de crecimiento que tiene el herbario, se pueden predecir una serie de efectos negativos que afectarán los proyectos de investigación, así como el desarrollo mismo de la sistemática vegetal en México. Al no poder ser montado el material, tendrá que almacenarse y de esta manera no podrá ser consultado. El programa de intercambio tendrá que suprimirse; los préstamos deberán limitarse y las recolecciones de material cancelarse totalmente a un cierto plazo.

Las repercusiones que todo esto traerán en el desarrollo de los proyectos de investigación, en la formación de personal y en la relación con instituciones nacionales e internacionales serán drásticas, y México y en particular la UNAM, se verán afectados por el decaimiento en el desarrollo de la sistemática y la florística, una línea en la que estamos a la vanguardia en México y en el extranjero.

Tabla 3. Gastos* 
Costo por ejemplar de herbario desde colecta hasta intercalado        $ 13000
Gasto anual por material incorporado   39 000 000
Gasto anual en préstamos   37 700 000
Gasto anual por intercambios 100 500 000
Trabajo de campo anual      23 000 000
Gasto mínimo anual    171 000 000
* No se incluyen servicios y salarios.

 

  articulos
       
_____________________________________________________________
     
       
_____________________________________________________________
     
como citar este artículo    →
 [En línea]
     

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

de venta en copy
Número 134
número más reciente
 
134I


   
eventos Feriamineriaweb
  Presentación del número
doble 131-132 en la FIL
Minería

 


novedades2 LogoPlazaPrometeo
Ya puedes comprar los 
ejemplares más
recientes con tarjeta
en la Tienda en línea.
   

  Protada Antologia3
 
You are here: Inicio revistas revista ciencias 18 Y el Herbario Nacional ¿que?